martes, 6 de octubre de 2009

Pequeñas cosas, grandes beneficios


Estimadas amigas, en este video podemos apreciar uno de los mejores músicos del mundo, se trata de Joshua Bell, está de incognito tocando en una estación de metro en Washington D.C, el violín que tiene, es de un valor de más de tres millones de dólares y la melodía que toca es muy hermosa para oídos expertos. Como pueden ver el público que se detiene es muy poco, después de estar tocando una hora recogió 34 dólares, no es mucho si tenemos en cuenta que dos días antes toco la misma melodía en una sala llena para personas que habían pagado 100 dólares por asistir a su concierto. Lo que podemos aprender aquí es que en nuestras vidas puede ocurrir igual si solo nos centramos en las cosas que ya están preestablecidas y que de una manera u otra la sociedad nos impone, si no aprendemos a valorar las pequeñas cosas que nos enriquecen profundamente, como un buen libro, un buen amigo, un buen amor, una buena decisión...etc. Si no aprendemos a ver detenidamente lo que nos rodea, a tomar conciencia de las palabras que pronunciamos, a tener firmeza en los compromisos que adquirimos (así sean mínimos), entonces pasaremos como toda esa gente con total indiferencia ante las grandes oportunidades que nos ofrece la vida, sin descubrir la hermosura de una linda melodía tocada por un gran maestro como lo es nuestro creador.

2 comentarios:

  1. A veces nos "ocupamos" tanto en pequeñeces y cosas sin sentido que dejamos pasar las cosas importantes de la vida.

    Es importante no dejar de ser niños, en lo que respecta a tener la capacidad de asombrarnos, de reirnos de pequeñeces, de disfrutar un abrazo, un beso, un detalle, en fin.. tantas cosas que pueden hacer que nuestros dias sean mas felices.
    El egoismo, "la independencia" y estar "tan ocupados" nos hace pasar por encima de otras personas, muchas veces de nuestros seres queridos,y de aprovechar la oportunidad de escuchar y ayudar a otros.

    ResponderEliminar
  2. bueno yo pienso que el hecho de que seamos tan indiferentes en esta clase de aspectos es la educacion que hemos recibido desde pequeños, tambien la sociedad influye y los medios de comunicacion que solo hacen que exaltemos nuestro yo esgocentrico y egoista. lo cual ocasiona que le perdamos sabor a la vida e ignoremos las cosas que son mas valiosas y que no poseen valor $ alguno.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores