miércoles, 8 de junio de 2011

Breves sobre el desarrollo humano

Mucho se ha dicho sobre lo que significa el desarrollo humano, distinguiéndole desde la idea (ya revaluada) de progreso de la sociedad asociado a la condición económica, hasta ampliar su concepción en relación a las necesidades más que básicas, es decir de calidad de vida de las personas y comunidades.

Hasta ahora, para efectos medibles de la condiciones de satisfacción sobre las necesidades básicas de una nación, el concepto de desarrollo humano ha servido para medir indicadores verificables de tasas de alfabetización, educativas, esperanza de vida al nacer, mortalidad, oportunidades de empleo y PIB entre otros, que revelan principalmente el desarrollo de un país en términos de equidad económica y redistribución de los ingresos. Pese a la importancia de estos indicadores de diagnóstico para plantear programas que mejoren las condiciones de vida socio-económicas y suplir las necesidades fundamentales insatisfechas, no basta con la ampliación de la cobertura de seguridad social, si los servicios que se prestan -como por ejemplo la educación- son incipientes o de baja calidad. Es por esto que el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, define este término como un proceso de ampliar la gama de opciones de las personas, brindándoles mayores oportunidades de educación, atención médica, ingreso y empleo, y abarcando un espectro total de opciones humanadas, desde un entorno físico en buenas condiciones hasta libertades económicas y políticas” PNUD (1992, p. 18) (citado en Padilla, J.2008).

Comparto ampliamente está definición en el sentido global de desarrollo humano como práctica ideal del desarrollo de las naciones. No obstante, considero que esta definición no se logra distinguir de la asociación al desarrollo económico de las naciones, cuya idea insta a que dependiendo de la administración de los recursos monetarios del país, las personas tendrán mayores oportunidades de gozar de un mejoramiento en su nivel de vida; de esta manera se continúa con la fórmula: a mayores ingresos = mayores oportunidades = calidad de vida = desarrollo humano.

En realidad esta es la fórmula con la que funcionan los procesos en este mundo, pero considero que el significado de desarrollo humano se queda corto como el resultado de una fórmula. Me preguntaba por ejemplo, por los pobladores de algunos países Europeos que gozan de altos índices en su calidad de vida y satisfacción de todo tipo de necesidades físicas, materiales, de expresión y entretenimiento. Países en los que saben en qué momentos específicos necesitan de la unidad, pero que en la cotidianidad prima el individualismo para conservar las distancias, evitar perturbaciones, y de esta manera mantener el control de una forma de civilización.

Me pregunto porqué si gozan de una excelente calidad educativa y en general de vida, se presentan altos índices de suicidios como en Suiza, altas tasas de consumo de drogas en los países bajos, o xenofobia o intolerancia étnica en países como Inglaterra, Alemania, España y Francia? Sé que son muchas las razones que se pueden dar, más cuando se sufren tantos cambios por la globalización, sin embargo, esto me lleva a pensar en que el significado del desarrollo humano trasciende al materialismo y aún al racionalismo; es un tema de la esencialidad del ser, es decir, de cómo nos estamos desarrollando internamente, de cómo estamos nutriendo nuestras mentes para actuar en contra del otro y por ende en contra de mi propia humanidad. En este sentido considero pertinente la siguiente definición: “El desarrollo humano es un proceso de descubrimiento, de crecimiento, de humanización, de conquista de libertad; representa el esfuerzo de los hombres y las mujeres para conquistarse a sí mismos a través de la iluminación de la inteligencia y el fortalecimiento de la voluntad, con apertura, como resultado del amor hacia los demás” Maggi, R. y Barriga, F. (1999, p.19) (Citado en, Padilla, J.2008)

Los recursos y el dinero son parte de la creación humana para establecer el orden en las sociedades, están ahí de maneras más difíciles o no, al alcance de todos, pero el desarrollo humano más que visualizarse en el hacer, está en el ser -llámesele para algunos alma y para otros mente-, el verdadero motor y creador de todos los recursos que necesitemos para abrirnos caminos. Por eso para mí, la oportunidad de desarrollo es cada ser humano.
DMGR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores