jueves, 10 de febrero de 2011

Los Cuatro Acuerdos

-->
El punto de Partida

En mi búsqueda continua he encontrado muchas opciones, que me han permitido abrir los ojos y entender muchas cosas del mundo. Pero no estando totalmente conforme, he seguido caminando donde me he encontrado con personas y situaciones que me han enseñado enormemente.

Ha sido un crecimiento transformador, el que he vivido este par de años y como nada es casualidad, llegó a mí, la oportunidad de hacer parte de Alg y su seminario, que hasta el día de hoy me ha sorprendido y enriquecido con todas las interesantes enseñanzas de líderes, compañeros y todos los que están haciendo parte de este proceso. Esto me ha permitido consolidar mi transformación y definir mi verdad. Así que podría decir, que ya encontré donde esta ese tesoro que por toda mi existencia he venido buscando. Y no está en los carros, los lujos, dinero, prestigio o éxitos laborales ni en amigos, conocidos o familia.

Ese verdadero poder que creía inalcanzable sino hacía parte de los estereotipos que la sociedad impone. Ese poder que algunas veces lo intuía pasar por mi Yo, pero lo dejaba escapar dándole más importancia a todos los espejismos que se atravesaran por mi vida.

Ese poder que hoy alimento conscientemente y muy agradecida porque es el que me ha permitido descubrir el verdadero color de las cosas. Ese poder, es mi yo interno que es manejado por la mente, direccionado por el intelecto y ubicado por la razón, para tener unos sentimientos y luego las acciones.

Ahora que entiendo que todo depende de mí y que mi mente es igual que manejar un vehículo. Comprendo que el primer acuerdo de ser impecable con mis palabras es vital, porque las palabras son como un hechizo y éstas me esclavizan o me liberan. Cuando entiendo esto, hay transformación interna y externa e inmediatamente he comenzado a cambiar en todo.

Me permite llevar a cabo el segundo acuerdo de No tomarme nada personal, dejar de lado ese papel de víctima, de entender que cada quien es un mundo aparte y que debo ser siempre luz y amor para la humanidad. Entonces así llego al tercer Acuerdo de No Hacer Suposiciones, ya que tengo claro que la palabra es el poder más grande que tenemos, entonces debo hacer uso de ella adecuadamente, con la comunicación para entablar relaciones afectivas eficaces, es decir, aprender a decir No cuando haya que hacerlo, a no hacer juicios a priori y más bien, preguntar: ¿Por q suponer si puedo preguntar?

Todo lo que he aprendido me lleva a mejorar, a crecer y poder ser mejor persona. A ser una persona optimista, llena de amor, de luz, que da lo mejor de sí misma en todo lo que realiza y se propone porque al darme cuenta que las fuerzas internas son lo que producen mi exterior, deseo seguir creciendo y jamás desfallecer para llevar a cabo o cumplir mi misión en esta vida y de esta manera poder ser De Luz para todos los que me rodean…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores