jueves, 24 de marzo de 2011

COMUNICANDO

Al nacer, lo primero que hacemos es llorar, y a través de este llanto le comunicamos al mundo que estamos aquí, que somos, que hacemos parte de esta humanidad.

A partir de este momento interactuamos con un sin fin de personas durante el resto de nuestra vida, nos enfocamos en hablar y hablar, pues “es la mejor manera de socializar”. Resulta que el hablar continuamente no garantiza que tengamos una buena comunicación con los demás, el comunicar involucra otras fases de las que no somos consientes, como son la parte de la entonación y la parte visual, el comunicar efectivamente es lograr transmitir de forma clara mi mensaje, que el otro lo reciba y lo interiorice como yo espero.
Es algo que parece muy sencillo pero que requiere de un esfuerzo de nuestra parte por agrupar estas formas de comunicarnos, cuando utilizamos nuestro cuerpo y gestos faciales para apoyar lo que se esta diciendo, no olvidemos que comunicamos con una mirada, un gesto, una sonrisa, con un apretón de manos, con un abrazo, con nuestra forma de pararnos, de sentarnos, de caminar, siempre estamos comunicando algo, por eso es vital saber que es lo que queremos comunicar, para que queremos hacerlo, teniendo claro lo anterior, podre mejorar, eliminar o implementar posturas, gestos, movimientos etc.. Es importante tener en cuenta que debo crear un vínculo con mi interlocutor, puede ser a través de la mirada, de una sonrisa, narrar una experiencia personal, son herramientas que nos ayudan a generar confianza en el otro acerca de lo que yo estoy diciendo.
El lograr comunicarme con otro ser humano eficazmente me brinda una gran satisfacción, el saber que pude contribuir en algo en sus pensamientos, en su formación, saber que mi experiencia le sirvió para entender una situación, que le di una información útil, que logré que alguien se identificara con lo que yo estoy emitiendo es lo mas bonito que hay, la comunicación efectiva logra acuerdos entre polos opuestos, nos acerca a nuestros seres amados, nos regala amistades duraderas, nos proporciona la posibilidad de hacer alianzas, negocios, relaciones, etc. Es una maravillosa herramienta, que si valoramos y utilizamos bien, nos acerca cada vez mas a lo que queremos lograr como seres individuales y como sociedad.
Por Adriana Betancur

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores