miércoles, 16 de marzo de 2011

El éxito, cuestión de hábitos

Hay diferentes formas de alcanzar el éxito, una de ellas es por medio del establecimiento y cumplimiento de ciertas metas propuestas a lo largo de nuestras vidas, las cuales nos brindan o nos brindarán en un futuro cierta satisfacción o placer; en últimas el éxito es un estado de cosas deseado que nos lleva a lograr la felicidad.

Ahora bien, quizás para las personas que a lo largo de su vida han tenido prácticas disciplinadas alcanzar el éxito sea una tarea que requiera menos trabajo, pero para quienes no han tenido este tipo de hábitos dicho fin puede ser un poco más complejo ya que se requiere de constante dedicación, esfuerzo y compromiso. A partir de esto, nos encontramos día a día con personas que se han conformado con lo poco que han encontrado, o han preferido no arriesgar lo que tienen por temor a perderlo pues han crecido en un medio en donde se nos ha dicho que es “mejor poco que nada”.

Sin duda alguna crecemos e interactuamos mediados por preceptos y creencias del medio en el que hemos estado inmersos, convirtiéndolos en nuestras prácticas cotidianas. Muchos de ellos en determinadas ocasiones no nos dejan avanzar en ningún ámbito de la vida porque vivimos con pensamientos equivocados acerca de cómo son mejores las cosas para nosotros y las personas que están a nuestro alrededor.


Por: Diana Carolina Gómez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores