viernes, 11 de marzo de 2011

La Vaca- Camilo Cruz

LA Bendición del Fracaso
ÉXITO- una palabra que parece difusa y complicada, pues muchas veces desde pequeños nos enseñan que los exitosos son los inalcanzables, los de la farándula, artistas o que están sólo en Hollywood y que hacen parte de un mundo mágico que les llegó por arte de magia o que fueron afortunados porque a ellos si les sonríe el destino.

En nuestra sociedad actual, nos venden estereotipos de éxito, mezclado con espejismos y formamos conceptos, algunas veces errados con respecto a lo que significa el término felicidad y quizá luchamos por alcanzar algo que nisiquiera sabemos que es.

También inciden factores de nacimiento, como el entorno y los paradigmas que desde la familia se van aprendiendo, pero hay algo muy constante y equivocado y es el término Fracaso, al cual queremos siempre huirle y si es posible jamás conocerlo.

Pero resulta, que es en los fracasos donde realmente nos ponemos a prueba y las situaciones adversas son las que nos permiten ver hasta donde somos capaces de llegar como humanos. Así que, como Camilo Cruz lo expone en su audio de la Vaca, definitivamente los Fracasos son bendiciones porque es ahí donde se engendra el éxito.

¿Que sucede? Porque será que tendemos siempre a querer estar en un estado de comodidad? De no tener que buscar soluciones y desearíamos que la vida fuera color rosa y que se fuera por una línea recta. Además el Conformismo y la mediocridad están ubicados muy lejos del Éxito.

Muchas veces, también suele suceder que los fracasos los queremos tapar y excusarlos para justificar que no fue uno el que se equivocó por el mismo temor a ser juzgado y discriminado por parte de la sociedad. Por esto usualmente tenemos una vaca en la sala de la casa y entonces para toda situación tenemos la excusa perfecta, para que el peso caiga sobre ella y así salir fácil del paso…

Pero ¿que pasa cuando nuestra vida esta siendo liderada por la vaca? Nadamos en el mar de la mediocridad y negativismo. Y por lo tanto, esto, si que nos aleja de los sueños y éxitos que tanto anhelamos alcanzar.

Es necesario reconocer con humildad las faltas, errores y falencias que como seres humanos tenemos. Y cada día, tratar de ser mejores, luchar por cambiar todas esas piedritas en el zapato que no nos ayudan a caminar adecuadamente y por supuesto abolir la vaca. Seguir nuestro camino, gozando del eterno presente, vivir el día a día como lo único Real y sea la circunstancia que sea sacarle el máximo de provecho que se pueda.


Agradecer por las pruebas fuertes y circunstancias negativas, porque estos son los verdaderos aprendizajes que se necesitan para crecer, despertar, cuestionarse y crear…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores