martes, 5 de abril de 2011

SER LIDER… LIDERAR NUESTROS TALENTOS COMO UN ESTILO DE VIDA INTELIGENTE Todas las personas nacemos con la igualdad de ser seres humanos, con un cuerpo y mente propia; personas y condiciones de vida a nuestro alrededor; un sistema sociocultural determinado y un contexto de vida característico. Factores que vivimos singularmente, distintivos o con variaciones, sin embargo su existencia en la vida de cada quien es igual. De esta manera, la vida de todos consiste en una serie de relaciones con los demás y los factores mencionados, desde interacciones sociales que inevitablemente tenemos en el transcurrir ésta, volviendo nuestra existencia en vivencias que podemos liderar hacia un horizonte de vida deseado o sencillamente haciendo de ésta un cúmulo de las mismas hacia el final de la existencia. Así, para quienes preferimos la primera opción de vivir la vida deseada, ser líder es una cualidad, capacidad y estilo de vida de liderazgo sobre nuestro talento humano. Ser líder es asumir la vida propia y social más allá de la mera existencia, sobrevivencia y un acumulado de vivencias, se trata de otorgarle un sentido y funcionalidad especial a esas capacidades humanas, relaciones y contexto social que tenemos, transformando su carácter de potencialidad en un talento humano real o práctico, es decir, construir los conocimientos, saberes y habilidades que queremos sean parte de nuestro Ser integral, es decir, de nuestras distintas dimensiones Ser, Hacer, Estar y Tener donde se despliega nuestro talento humano, en los diversos ámbitos de vida que tenemos, como el familiar, social, profesional u ocupacional, laboral, intrapersonal, ambiental, afectivo-sexual, entre otros; siendo alienados no hacia el final de nuestra existencia sino hacia el horizonte vida deseada, en últimas desarrollar nuestro talento humano hacia la Visión y Misión de vida.

En la Misión caracterizando en presente la persona ideal que queremos ser de manera trascendental, con base en el reconocimiento de nuestros valores o principios de vida, nuestros roles y cualidades. En la Visión, caracterizando la vida optima que deseamos construir, con logros específicos. De manera que esta misión y visión se vuelvan en un estilo de vida en el ahora, mañana y futuro. Pues así como en los ámbitos académico y laboral vivimos nuestro desempeño se moviliza a través de una misión y visión, el proyecto más importante de todos es el proyecto de nuestra propia vida, con el fin de hacer la diferencia, de trascender de la mera existencia y sobrevivencia que todos los seres humanos tenemos, hacia una humanidad real al vivir cada día buscando ser un mejor ser humano más que un cuerpo biológico, dirigiéndonos nosotros mismos, nuestras capacidades y relaciones hacia un vivir inteligente. A partir de lo anterior, ser líder implica que cada hábito, acción y actividad que desarrollemos en la cotidianidad estén alineadas u orientadas por aquella misión y visión de vida, de manera que no sólo disfrutemos nuestro tiempo sino también aprovecharlo para hacer realidad lo que deseamos. Es decir, volver nuestros sueños en logros reales, y para ello el establecimiento de metas es vital, pues concretiza o le da vida práctica a nuestros sueños, de forma que no queden en ideales sino en realidades que vivamos no sólo en nuestra imaginación, sino en nuestro talento humano, relaciones y condiciones de vida. Así, ser líder desde mi perspectiva se puede dándole un valor práctico a nuestros talentos y siendo inteligentes desde un saber práctico hacia lo deseado. No sólo seremos seres inteligentes sino que tendremos un vivir inteligente, al desarrollar nuestro talento humano como estilo de vida, esa sería la forma de vivir nuestra misión y visón de vida en el ahora; es decir, ser líder implica la inteligencia y creatividad de crear- actividad con base a esos conocimientos, habilidades y saberes propios, para tomar decisiones y acciones que sean a favor de los objetivos o proyectos colectivos de las organizaciones sociales de las que somos parte y de nuestro proyecto de vida personal; Allí se encuentra la utilidad práctica de la inteligencia y del liderazgo, siendo más que un fin en sí mismo, un medio o un fundamento para la acción humana encaminada a construir o no la vida personas y social que desea. Entonces ser líder es liderar nuestros talentos con la finalidad de que nuestros sueños sean las vivencias que conformen nuestra vida y den sentido a nuestra existencia humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores