lunes, 6 de febrero de 2012

¿PROACTIVO O REACTIVO, QUÉ TANTO LO ERES TÚ?
Constantemente escuchamos de lo valiosa que resulta la proactividad, pero en general son muchas las personas que no entienden que significa.

Una persona proactiva es quien se levanta cada mañana dispuesta a hacer que pasen las cosas, a crear oportunidades y a encontrar nuevas soluciones.

La esencia de la persona proactiva es la capacidad de liderar, de tomar la iniciativa en su propia vida. Al margen de lo que pase a su alrededor, la persona proactiva decide cómo quiere reaccionar ante estos estímulos y centra sus esfuerzos en su círculo de influencia, es decir, se dedica a aquellas cosas con respecto a las cuales puede hacer algo y consiguen resultados porque no viven echando la culpa a agentes externos o a la presión del medio, no se quedan solo allí conformes.

Sentarse y esperar a que los demás hagan que sucedan las cosas es típico en una persona reactiva.  Estas personas suelen comportarse como una avestruz - escondiendo la cabeza bajo tierra- o como un bombero - esperando a que se declare fuego para ir a combatirlo.

Constantemente escuchamos ejemplos de personas proactivas: Víctor Frank al salir del campo de concentración y perdonar a sus captores, Mandela quien dio la mano a sus carceleros, Jesús en la cruz al perdonar a todos.

¿Qué tan proactivo eres?

Te has preguntado con qué frecuencia te dejas dominar por la reacción, por la pereza, por la comodidad? La proactividad no se dice, se vive.  Y no siempre son grandes cosas, a veces es algo tan sencillo como: no hice porque no me llamaron, no hice porque se me quedó, no hice porque me botaron el papel, no hice porque me quedé dormido, no hice porque "me da una piedra", en fin muchísimas más razones para no hacer las cosas.  Y si se pone sobre una balanza, ¿qué nos dan estas excusas para no hacer? ¿Nos están aportando algo de valor?, cada uno sabrá la respuesta.

No nos engañemos atribuyendo la responsabilidad de nuestros problemas únicamente a los agentes externos o a la presión del medio. Tenemos la responsabilidad de escoger nuestras propias respuestas ante lo que nos ocurre y de dirigir la acción de una manera inteligente.

Por: Pilar V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores