lunes, 30 de abril de 2012


Al andar se hace camino,
Y al volver la vista atrás
Se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar
Caminante no hay camino,
Sino estelas en la mar
Todo pasa y todo queda
Pero lo nuestro es pasar
Pasar haciendo caminos
Caminos sobre la mar
Caminante no hay camino
Se hace camino al andar.

Este bello poema de  Antonio Machado puede ser considerado como un buen resumen de lo que se trabajó en la semana que terminó. Porqué ?

Primero porque caminamos por la vida siguiendo los pasos de los otros que nos han antecedido sin ni siquiera hacernos la mas mínima pregunta sobre si son o no válidos. No los ponemos en duda, es falta de respeto hacerlo, otros dirán que es pecado…  En esas condiciones  no nos damos el trabajo de buscar otras alternativas que pudieran ofrecernos nuevas  perspectivas. Segundo porque generalmente buscamos las llaves donde no se nos han perdido. Siempre buscamos la respuesta  afuera sin darnos cuenta que todo está en el interior de nosotros mismos . Si miramos por un solo instante aquellas fuerzas, aquellas fortalezas que aunque parezcan escondidas allí están esperando para ser no descubiertas sino para entrar en acción, comenzamos a hacer nuestro propio camino…

Cuando adoptamos unos Principios   que están construidos sobre lo que YO SOY, nada ni nadie podrá apartarme del camino, de aquel que yo mismo me he diseñado y establecido como ruta  de mi PROPOSITO de vida o razón de ser de mi existencia.

Solo así podremos dirigir, impactar, educar, guiar o al menos actuar en consecuencia y entonces así hacemos camino al andar.    


1 comentario:

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores