martes, 22 de septiembre de 2009

RESUMEN PRIMERO LO PRIMERO 1



Todo el tiempo estoy ocupada, “tan ocupada” que ni siquiera me “ocupo” de mi misma, he estado tan ensimismada en diferentes actividades , por lo general laborales, que a veces he descuidado mi propia salud, el otro día que hice un alto en el camino, me di cuenta que tenía programado un examen médico importante hacia más de dos meses y no me lo había hecho, que estaba esperando enfermarme y así tener que pasar obligada un tiempo por fuera y estresarme más, porque nuestro pensamiento es que si no estamos full de actividades, estamos desperdiciando nuestro tiempo y nos sentimos inútiles.
Este es el paradigma que nos domina, debemos “hacer algo” con nuestra vida, está bien, pero no se nos enseñó a descubrir que queremos hacer, que nos motiva, que disfrutamos, a que debemos darle valor; si, el dinero es importante en la vida social, a mi me gusta vivir bien, tener prosperidad económica, pero, quisiera descubrir cómo lograr esta prosperidad siendo consecuente con mis principios, mis valores, aportando algo a la sociedad y disfrutando mi vida, no solo con placeres vanos, sino lo que me llena, mi familia, una buena salud, tranquilidad , estabilidad emocional y encontrar el equilibrio con lo que es verdaderamente valioso para mí.
El problema es que sentirse satisfechos y tener un nuevo paradigma no es tan sencillo porque siempre nos han encaminado a cumplir con un plan de vida determinado y con unos estándares de éxitos, si cumplimos con ciertas características lo somos, si no, sentimos frustración y fracaso.
Me parece muy importante el punto que menciona que la frustración depende de las expectativas de la vida, no es que bajemos nuestras expectativas, sino aprender a disfrutar de la realidad del presente, aceptarla y sonreír, relajarnos y al hacerlo las cosas pueden empezar a fluir mejor. Cuando escuchamos la frase primero lo primero, por lo menos, a mi me pasó, esperé que me dieran algún tipo de secreto para organizar mi agenda ò mis actividades, pero fue una grata sorpresa descubrir que no es la agenda, son nuestras elecciones, dependiendo de la prioridad que les demos, así mismo serán las consecuencias.
Así que de ahora en adelante, voy a tratar de organizar mejor mi vida, no solo mi agenda, priorizar lo que realmente es importante de mí y luchar para que mi plan de vida se cumpla, no en una carrera contra reloj como lo venía haciendo, sino de una manera inteligente.

CAROLINA VELASQUEZ GIRALDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores