jueves, 13 de mayo de 2010

JORGE BUCAY, EL DESAFÍO DE SER YO MISMO

Psicoterapeuta y escritor de libros de autoayuda argentino.

Bucay con sus cuentos nos hace pensar. Me encontré con varios elementos que me llamaron la atención, algunos presentes en los otros audios que he escuchado hasta ahora y otros no:

Uno de ellos es la responsabilidad por la vida. Esto implica vivir mi vida siendo yo y no lo que los demás quieren. Debemos estar orgullosos de ser como queremos ser. Pero vivir mi vida y ser libre, también implica saber cuándo pedir apoyo, cuando contar con personas que sean como nuestros ángeles y esto es algo que me llamó mucho la atención. Hay que saber pedir ayuda porque en muchas ocasiones se nos dificulta transitar nuestro camino a la libertad o a la muerte, solos. Pedir ayuda es tener una fuerza que nos respalde.

Otro es dejar que los demás sean. La libertad para ser yo, también implica dejar que los demás sean. El amor es la base de la vida, es tanto mi amor propio, como dejar que los otros sean y sigan su propia vida.

También me llamó mucho la atención el tiempo. El tiempo es el único que puede salvar, que puede curar el dolor de una pérdida. Pero el tiempo también es madurez al permitirme fortalecerme para afrontar lo que me pase. Cada vez que nos enfrentamos a un obstáculo, maduramos y el tiempo nos permite atravesar ese mar de emociones que fluyen a través de nosotros, que se van transformando, que nos hacen evolucionar. Pero, una cosa es que el tiempo nos vuelva sabios y otra dejar las cosas para después.

Y el elemento que más llamó mi atención es el de las tres preguntas: ¿Quién soy?, ¿A dónde voy? y ¿Con quién voy?'. Y deben ser en ese orden. Son preguntas básicas para las cuales generalmente no se tienen respuestas y muchas veces las respondemos al revés. Escogemos personas y esperamos llevar su vida a nuestro modo, o viceversa. Estas preguntas nos hacen pensar que la vida es como un árbol, que nos da frutos y debemos disfrutar de cada uno de ellos, como el gozo que nos da disfrutar el postre que más nos gusta, con tranquilidad, con calma, con amor. Todo depende de que siembre.


Tenía una pregunta acerca de la voluntad de desapegarse que pueden tener las personas y la dificultad para cambiar. Si queremos algo y hemos hecho lo máximo por ello, con todo nuestro compromiso, y pensamos que es imposible a través de nuestras acciones lograrlo, pues busquémosle un sustituto; si aún pensamos que no hay un sustituto posible, pues olvidémonos de eso. Pero si aún consideramos imposible olvidar, pues ya se es un idiota porque nos estamos apegando al sufrimiento. La felicidad está en las manos de cada uno.

Pilar V.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores