miércoles, 19 de mayo de 2010

PROFECIAS MAYAS PARTE 1.



Ver este documental, en primera instancia me hace valorar nuestros ancestros en américa, los Mayas fueron una gran civilización, tenían grandes ciudades, desarrollaron su arquitectura, eran grandes planeadores y astrónomos. Su sabiduría se ha mantenido en el tiempo.

Estamos viviendo una época en donde empezamos a retomar la sabiduría ancestral, estamos dándoles significado y valorando el legado que han dejado los sabios de las grandes civilizaciones.

Esto me hace pensar que en medio de la “modernidad”, del “desarrollo”, nos hemos perdido en el camino, es increíble nuestra ignorancia, ahora nos limitamos a trabajar horas y horas y a pegarnos del televisor, la verdad, es que unos pocos tienen la oportunidad de investigar y desarrollar cosas nuevas, pero como humanidad, estamos cayendo en la degradación social, no hay valor en la familia, no se valora el conocimiento, hay inequidad y falta de oportunidades, hemos desarrollado tanta tecnología e innovaciones, pero no para el bienestar de todos, simplemente para la explotación de los recursos naturales y la explotación del hombre por el hombre, es increíble lo crueles que podemos ser entre nosotros mismos.
No entendemos porqué, y dentro de nuestra ignorancia nos limitamos a decir que el mundo se “va a acabar”, nosotros mismos lo estamos acabando.

Me sorprende darme cuenta de la exactitud con que manejan el tiempo los mayas y hacen sus profecías y como describen la realidad que vivimos actualmente, que para ellos, era un futuro extremadamente lejano.
Estamos viviendo en tiempos de apocalipsis? Guerras por el petróleo, por la paz, hemos debilitado la capa de ozono, hemos contaminado el planeta, se han presentado grandes terremotos, inundaciones en fin, el ser humano no está viviendo en armonía.

Los mayas hablan de siete profecías, son siete guías para llevar a la humanidad a la nueva era, en donde el sábado 22 de diciembre de 2012, terminará el mundo de odio y materialismo y debemos escoger si desaparecemos como especie pensante o sobrevivir en una nueva era de luz, siendo conscientes de que somos parte de un todo.

La tierra se ve afectada por el cambio del sol, esto es cíclico, no es la primera vez que sucede, pueden haber grandes cataclismos, pero lo que verdaderamente deberá cambiar es la conciencia del hombre.
Para los Mayas, el 22 de diciembre de 2012, el sol tendrá un cambio y para esta época nuestra conciencia también deberá cambiar para empezar el sexto ciclo del sol. Debemos dejar de lado la conducta de depredación hacia el planeta, dejando atrás el materialismo y librándonos del sufrimiento, ellos dicen que habrá un tiempo de oscuridad, pero después vendrá la luz, esta época de transición, que es la que aún estamos viviendo, debe servir para que el hombre analice su comportamiento con el mismo, los demás y el planeta, dicen que es la última oportunidad para nuestra civilización, para empezar una nueva era dorada y planetaria.

Los Mayas seguían a un Dios único, que está en todas partes, y se comunicaban con él por medio del sol, por eso lo estudiaron mucho, porque se dieron cuenta de que cualquier cosa que sucediera con el sol, los afectaba.

Para los mayas, la tierra tiene un día y una noche, y cada día galáctico tiene ciclos, de 5125 años, en este momento nos encontramos en el amanecer, en el tiempo del no tiempo, de evolución y debemos tomar decisiones, si seguimos odiándonos y destruyendo la naturaleza, nos extinguiremos , pero si tomamos conciencia iremos directo al cambio positivo.
Pienso que independiente de que religión o ideas profesemos, no podemos ser tan ciegos para no valorar toda la sabiduría ancestral que nos dejaron estas grandes civilizaciones, yo creo en Dios y es grato pensar que ellos también creyeron en él, como lo dije anteriormente, nos hemos perdido en el camino, tenemos nuestra mente y nuestra conciencia dormidas, nos hemos dedicado a ser depredadores de nuestro planeta y de nosotros mismos, no es cuestión de qué color, raza o país somos, todos vivimos en este planeta y nos consideramos tan omnipotentes que hemos dejado de reconocer que hay un universo poderoso, que no podemos controlar, para muchos es Dios, para otros es simplemente el universo, en fin, como lo queramos ver, creo que son leyes universales, que es algo que de una u otra manera nos afecta a todos, como humanos, que estamos tan ciegos que hemos caído en una ignorancia total. Nos parece imposible poder realizar cambios, pero si cada uno lo hiciera desde su interior, empezaríamos a recorrer el camino, creo que en vez de convertir en películas y discursos de terror estas profecías, deberíamos aprender de ellas, para respetarnos los unos a los otros y a nuestro planeta.

Carolina Velásquez Giraldo.

1 comentario:

  1. Poco a poco se descubre el legado maya. Tienen un calendario muy especial y 7 profecías, las cuales avisan de un inminente cambio. Es lógico pensar que es pura coincidencia, que todo es una interpretación de quienes están descifrando el legado maya. Mi pensamiento divaga entre la idea de que esto es una locura, o de que es cierto, o del sentimiento de miedo por el supuesto fin del mundo, o de desinterés por un tema trillado.

    Pero es innegable que sus profecías tienen base científica, y que llamémoslo así o no, han ocurrido diversos hechos en nuestro planeta, que parecieran halarnos las orejas y movernos hacia una conciencia del cambio global. Sean o no meras coincidencias, es de sabios escuchar:

    • En septiembre de 1994, todas las líneas magnéticas terrestres sufrieron disturbios, disminuyendo y moviéndose.
    • En 1996, Soho, el satélite enviado a estudiar al sol, descubrió que nuestra estrella ya no tenía polo norte y/o sur, se había convertido en un solo campo magnético, las polaridades se homogeneizaron.
    • En el mismo año, se produjo un "bamboleo" magnético que ocasionó que nuestro Polo Sur, en un solo día, se moviera 17º de su posición, comportándose erráticamente.
    • En el 97, ocurrieron grandes tormentas magnéticas provenientes del sol, que incluso destruyeron satélites orbitando la Tierra.
    • Según las mediciones comparadas, la tierra se ha acelerado y ha perdido gran parte de su energía magnética.

    También está científicamente comprobado que el electromagnetismo afecta el cerebro, produce confusión, agresividad, afecta la conciencia y la razón. La agitación de la tierra a través de ondas, también agita nuestro cerebro. Al vibrar más la tierra, nos es difícil relajarnos, concentrarnos, nos volvemos seres nerviosos. Es decir, que al afán de la vida moderna, sumémosle esta energía electromagnética que nos carga.

    Pero debemos entrar en un estado de conciencia más profundo y relajado, para afrontar esto y así evolucionar. Sino estos cambios nos afectarán drásticamente. Los mayas nos dan la decisión, y con ella un mensaje de esperanza. Cada quien puede manifestarse libremente, el hombre siempre decide su destino. Si nos sincronizamos con el planeta y elevamos nuestra energía vital, sobreviviremos y vibraremos más alto en paz y armonía. Si no, aprendemos con sufrimiento.

    Pongamos pues en marcha nuestro sexto sentido: La conciencia. Vibremos más alto, el cambio del tiempo puede ser muy fácil si nos encontramos a nosotros mismos, si nos ayudamos.

    Olvidémonos de las profecías catastróficas. “Mantengamos nuestra mente en el único tiempo que existe: el presente”. No seamos tan fatalistas y temerosos, pero seamos conscientes de la realidad y de la paz y armonía que nos traen los cambios positivos en nuestra vida y las buenas relaciones con otros y con nuestra tierra.

    Yo veo la luz al final del túnel. .De todas maneras, “antes del amanecer es cuando más oscura es la noche”.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores