martes, 17 de agosto de 2010

DOCUMENTAL ENCARCELADOS EN EL EXTRANJERO: ESTAFA EN QUITO


Este documental me tocó mucho, porque normalmente confió, creo en las personas y que para vivir de manera tranquila debe ser así, a pesar de todo lo que nos rodea , en donde nos dicen constantemente que no debemos confiar ni en la mamá.

Al verlo, me pareció un poco frustrante toda la situación, porque es una mujer que se entrega incondicionalmente a una amistad, confía ciegamente en alguien que ni siquiera es de su familia y es engañada, pero no un engaño normal, es algo que destruye su vida, que la lleva a vivir muchos años en condiciones deplorables en una cárcel en Ecuador, que la lleva a terminar una relación con el amor de su vida, este hombre le hizo daño a ella y a toda su familia.

Pero creo que analizándolo bien, ella tuvo alternativas, vio señales que prefirió omitir y no escuchó a su esposo, quien como ella decía era “todo” en su vida, como puede ignorar a su esposo y hacer lo que un desconocido le pide? Creo que Dios nos da libre albedrio, que le mostró las cosas, pero al final ella decidió escoger su camino, no es que sea su culpa, porque de ninguna manera se justifica el cruel engaño del que fue víctima, pero en sus manos estuvo evitarlo.

Por otro lado, es terrible el trato que se le da a las personas en países extranjeros, ni siquiera le hablaban en su idioma, como pueden obligarla a firmar algo que no entiende? También, algo indignante es que dos guardias de la prisión hayan tratado de abusar de ella y es algo muy paradójico que la mayoría de quienes están en la cárcel sea por delitos de droga y dentro de los centros de reclusión se venda esta con total facilidad, definitivamente, estamos al revés, con razón la gente sale peor de la cárcel, con total incredulidad hacia la justicia.

Es muy triste que haya terminado su relación con su esposo, quien por lo visto, fue paciente y la apoyó, creo que fue la consecuencia de sus malas decisiones. Y por último, me pone a pensar mucho como una persona puede hacerle tanto daño a alguien? Como por un beneficio propio le destruyen la vida a otros, me da temor pensar que estamos rodeados de gente así, a quienes no les interesa sino su propia vida, quienes no tienen valores, es terrible cuando veo a mi alrededor y sé que mucha gente se mueve solo por el dinero, destruyen hogares y vidas, parece que no les interesara nada más, pero me niego a pensar que sean mayoría y creo que si somos cautelosos e inteligentes podemos evitar este tipo de situaciones.

Carolina V.

Click aquí para ver este documental.







1 comentario:

  1. Este documental muestra una persona que da todo de sí, hasta deja su vida familiar y laboral a un lado por un tiempo para ayudar a alguien quien considera necesita su ayuda. Finalmente, tras ser estafada por quien consideraba su amigo, termina encarcelada y pierde su familia y muchos años de su juventud.

    Cuando vemos el mundo encontramos mucha clase de gente que vive en él y pensamos que unos son buenos y otros no, basados en nuestros propios puntos de vista. Nosotros interactuamos con muchísima gente y así ellos. Cuando las cosas se suceden de acuerdo a lo que pensamos todo parece estar en paz o tranquilidad, pero cuando las reacciones son diferentes de lo que esperamos nos perturban, nos enojan y queremos reaccionar y vengar, pero si nos comportamos así, la ira que aparece en nosotros dispara hormonas dentro de nosotros, que afectan nuestro estado físico y emocional. Y las dificultades nos afectan más a nosotros que a la gente a la que queremos reaccionar.

    Una pequeña anécdota de Sant Rajinder Singh Ji: había un joven sentado a la vera de un rio, y vio a un escorpión que estaba ahogándose en la corriente del río. Pensó que se iba morir por lo que saltó al agua tomo en sus manos al escorpión y lo sacó para ponerle a la orilla del río y tan pronto lo hizo, el escorpión lo picó. Entonces abrió las manos y lo soltó otra vez al agua y pensó que dolor tan tremendo, pero de nuevo salta al agua, agarra con sus manos de nuevo al escorpión y otra vez lo pico. Volvió a abrir la mano y el escorpión seguía en el agua. Entonces se fue por la corriente y persiguió al escorpión. Y antes de que pudiera cogerlo con sus manos, el escorpión le preguntó: ¿porque vienes donde mí? Y el joven le respondió: ¡Porque quiero ayudarte! , y yo te pregunto ¿porque tú me picas cuando yo te intento salvar? Y el escorpión dijo: ¡Esto es lo que hacen los escorpiones pican y si me vuelves a tomar en tus manos te vuelvo a picar!, porque insistes? Y el joven le dijo: ¡porque la gente buena hace cosas buenas!.

    Como la joven de esta historia, así fue el joven con el escorpión. La diferencia es que el joven sabía que el escorpión le picaría y tomó la decisión de soportar el dolor de su picadura. Esta joven no vio venir la picadura, ni siquiera sospechaba de los planes de esta persona que le hacía creer que era su amigo y necesitaba ayuda. Cuando vio todas las señales, ya era muy tarde.

    Sólo queda una gran enseñanza de esto: Nosotros no podemos dejar de ser buenos porque los demás hacen su maldad. Tenemos que aprender a perdonar a olvidar. Los dolores pueden venir de la familia, de las personas que llamamos amigos, pero si nosotros no perdonamos el dolor permanecerá con nosotros.

    Hay una historia en la que una vez Buda estaba hablando y alrededor estaban sus discípulos. Y vino una persona muy enojada y comenzó a insultar a Buda y estaba enojadísima y los discípulos querían golpearlo para callarlo y él les dijo: ¡déjenlo decir lo que él quiera!, Pero cuando estaba terminando de hablar esta persona, Buda le dijo. ¡Este regalo de la ira que tú me has traído no lo recibo. Y esa es la clase de vida que debemos vivir. En las escrituras se dice que si alguien nos golpea una mejilla pongamos otra, no es un signo de debilidad es un signo de compasión, perdonar es ser muy fuertes, pelear es facilísimo, pero perdonar necesita mucha fortaleza interior. Y esa fortaleza viene cuando encontramos a Dios dentro de nosotros mismos. Cada uno tiene a Dios dentro y es parte de Él y cuando nos sentamos quietos y en silencio y retiramos la atención del mundo externo y nos conectamos con el poder de Dios, encontramos nuestra fortaleza.

    La joven en cambio, perdió su familia, perdió su esposo, perdió su alegría y mucho de su ser.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores