domingo, 13 de febrero de 2011

Mi acuerdo

Siempre he pensado en una frase que para mi es fundamental y su significado lo confirmo cada día “Todo en la vida pasa por una razón”. En este momento me siento tan agradecida con Dios porque pienso que este material, de “Los cuatro acuerdos” no pudo haber llegado en un momento mas preciso en mi vida, realmente los acuerdos en si, no son nuevos, son premisas con una validez innegable, pero suele pasar que uno ha tenido la oportunidad de acceder a material de este tipo, pero no lo aprovecha. No le presta tanta atención, pues es algo tan “obvio” que solo pasa por la mente como algo que ya se sabe.

Hoy, entiendo que las oportunidades, las personas, las situaciones que llegan a tu vida para generar un cambio, solo llegan en el momento que deben llegar, en el momento que estas preparado para aceptarlas pienso, los 4 acuerdos son fundamentales para la vida de cualquier ser humano, pues al escucharlos con total honestidad, algo se mueve dentro de ti, de tu mente, de tu corazón, es como un despertar de la conciencia, pues todos contamos con una conciencia, pero para muchos desafortunadamente no es tan activa como se quisiera, los 4 acuerdos son máximas para emplearlos en nuestra cotidianidad, no es fácil cambiar de un día para otro, pero su ejecución no es tan difícil, solo se necesita voluntad, de esta manera todo lo que se escucha te llega con claridad, pues es ese momento único que te estaba esperando para que lo aproveches cuando tenía que ser. En otro tiempo, tal vez no hubiese tenido la trascendencia necesaria para que de verdad se quiera generar un cambio en la vida,

Después de escuchar y reflexionar sobre los acuerdos me siento un tanto liberada, pues este ejercicio me permitió confrontarme con mis acciones, mis maneras de hablar, de pensar, mi manera de relacionarme con el otro, con mi entorno, la manera de hablarme, de pensarme, de re- pensarme, es aceptar lo que no se ha hecho bien, sentirme abrumada de alguna manera por ciertas acciones, pero también se llega a la tranquilidad de saber que después de reconocer el error , aun tengo oportunidad de cambiar mis hábitos, voy a relacionarme de una manera mas honesta, seré muy consiente al emitir juicios o criticas sobre mi u otras personas, seré mas libre al expresar mi manera de ver el mundo sin prestar tanta atención a la opinión de los demás, que es una de las cadenas mas grande que cargamos, liberarse de esto te deja tan liviano que te permite volar, te permite soñar.

Pienso que la clave de el cumplimiento de estos acuerdos es hacer un acuerdo conmigo misma de que voy a actuar de la manera mas coherente que me sea posible, debo tener autenticidad en mi querer, no dejarme imponer muros, debo acortar el camino entre el corazón y la razón, el ser racional es una cualidad importante para tomar decisiones y de hecho desde allí parte el ser consciente pero es también uno de los velos que no te dejan fantasear, y no te deja SER por completo, pues siempre aparece para hacerte dudar de todo, y para bajarte de la nube de que si es posible si de verdad se quiere, te deja en una realidad dura en la que no cabe una visión del mundo permeada por un poco de fantasía.

Por Adriana Betancur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores