miércoles, 9 de marzo de 2011

FRACASANDO…ESTOY ANDANDO Y AL ÉXITO VOY LLEGANDO….

Cuando nos mencionan el fracaso sentimos que es una sensación que queremos evitar a toda costa, pues todos desean ganar y ser exitosos en sus metas, obtener solo logros y nada de pérdidas.

Por naturaleza huimos a esas sensaciones y sentimientos de fracaso, entonces, es cuando por cultura significamos el fracaso como el peor escenario, cuando tan sólo se trata de una situación que no se dio como planeamos pero no significa que no pueda ser posible, quizá no es el momento o hay que esforzarse aún más.

No obstante el fracaso tiene su encanto, ¿su encanto?, sí, su encanto; me refiero a que el fracaso nos indica que se estaba trabajando y esforzando por algo deseado, tan sólo no se dio. Entonces ¿qué es lo encantador?, que es un indicador o señal de que nuestros deseos estan puestos en acción y en ese proceso de construir lo que deseamos, tendremos obstáculos y retrocesos para alcanzar el éxito o armonía planeada. De ahí que creer que el fracaso es sinónimo de personas fracasadas, es una creencia que nos limita a la acción, a los aprendizajes, a tomar los riesgos por lo que deseamos, por el contrario diría que un fracaso en alguien indica que andaba en el camino hacia el éxito, y tuvo una caída o atraso, pero al fin y al cabo en el camino hacia lo deseado.

Por lo contrario, la mediocridad o conformidad con nuestra vida, valorando lo que se tiene con una sutil inconformidad, sin valorar lo que podemos llegar a ser, hacer y tener; es un indicio de un vivir inmediatista, con sueños perpetuos que podrían ser realidad; pero el miedo a los obstáculos y a los momentos de fracaso nos limita, viviendo en la rutina, en una ruta establecida por los otros y no en el camino para hacerlos una realidad sentida y no sólo imaginada.

Muchos ante la conformidad de su vida, disfrazan su temor a actuar para lograr su éxito y armonía en racionalismos y sentidos realistas que circunscriben su vida deseada en la vida ya dada. Si ser realista es vivir la realidad ya dada sin aspirar a más, les deseo a todos a actuar fuera de ésta, para ir en el camino a la realidad que desean, reconociendo que lo que hoy es un fracaso es un indicio de que se está actuando hacia el éxito…
Jessica Suescún
(Reflexión sobre "La culpa es de la vaca")

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores