martes, 5 de julio de 2011

LOS CUATRO ACUERDOS-MIGUEL RUIZ

Primer acuerdo: Impecabilidad con las palabras
DIME QUE PALABRAS EXPRESAS Y SABRAS QUIÉN ERES!!!!
La facultad más fantástica que nos hace distintos a todos los seres vivos, es la palabra, es un poder y fuerza con la que hemos construido nuestro mundo pues a través de ésta creamos lenguajes y diversas formas de comunicación que nos hacen ser lo que somos, seres humanos individuales y colectivos como sociedad. De allí la importancia de reconocer cuales son las palabras con las cuales estamos construyendo nuestra vida, nuestras relaciones, nuestro ser y realidad…..
Las palabras que expresamos y el uso que hacemos de ellas revelan si estamos a nuestro favor o no, sí, es así, no todos están a su propio favor pues cuando de sus labios se emiten palabras cuyo significado y emoción es desfavorable lo que sucede es que va en contra de sí mismo y el mundo entero, su mundo.
En cambio, ser impecables con las palabras es el acto vivo de estar en armonía con nuestro ser y la vida que está desarrollando….Impecabilidad significa “sin pecar”, es decir el tener un estilo de comunicación y relación armónico con la vida y el amor, es usar palabras, frases y expresiones que sigan creando y reproduciendo estos valores supremos  dejando fuera las palabras destructivas que reproducen destrucción hacia nosotros mismos y los demás….
Pues las palabras simbolizan nuestras ideas, pensamientos, emociones, sentimientos y acciones; éstas nos dicen quienes somos, hemos sido y queremos ser, por eso dicen por ahí… “Dime que palabras expresas y sabrás quién eres!!!”

Segundo acuerdo: No tomes nada personal
EL MEJOR FILTRO PARA VIVIR SIN IMPUREZAS ES NO TOMARSE NADA PERSONAL….
Cada persona es mundo singular dentro de una realidad medianamente compartida con otras personas más. Realidad de la cual provienen a nuestra vida ideas, pensamientos, cosmovisiones e intenciones de los demás con las que podemos estar de acuerdo o no, son un asunto personal de quien las crea, las dice, las siente, las vive como estilo de vida, sin embargo hay quienes se toman atribuciones que no les corresponde, ¿cómo así?, pues sí, se toman todo de manera personal, es decir creen que todo aquello que se les dice que tiene un significado favorable pero sobretodo desfavorable es respecto a si mismos o a su vida, cuando sólo son ideas propias de esa realidad que tienen las otras personas…A todos nos ha pasado, pero esto podemos cambiarlo pues nos afecta profundamente al caer en el egocentrismo y la autoreferencia, dos hábitos o características de la personalidad nada positivas para una saludable salud mental y espiritual.
Y entonces que podemos hacer frente a ello….Actuar como un filtro, valorar y apreciar las palabras e ideas favorables que otros nos expresan y escuchar con respeto las que no lo son…ambas validándolas como su realidad más no la nuestra, pues de este modo somos lo que nosotros mismos creemos sin dejar a merced nuestra identidad y forma de vivir a las ideas personales de los demás.
Se trata de hacer un acuerdo consigo mismos de comprender que lo que otra persona dice no se refiere a nosotros sino su realidad, de la que somos parte y la nuestra también, pero no son una sola, tan sólo dos realidades que comparten entre la intersubjetividad de nuestras acciones e interacciones.
Es ser un filtro incluso de nuestra realidad personal, pues quizás ésta que se expresa en los pensamientos, ideas, emociones y sentimientos que se generan en nuestra mente y cuerpo es una realidad adversa a nuestro propio ser….cómo lo sabemos, la impecabilidad en la palabra se vive no sólo cuando emitimos ésta desde nuestra oralidad, también lo hace desde nuestros pensamientos, de ahí que si en la mayor parte del día escuchamos que la voz de nuestra mente dice palabras positivas viviremos una realidad positiva y viceversa, de ahí la importancia de hacer filtro a nuestro estilo de pensamiento, generando así una forma de ser y actuar que nos lleve a la armonía desde los hábitos de no tomarnos nada personal y el ser impecables con nuestras palabras, pues éstas construyen realidad y que mejor si es la deseada.

Tercer acuerdo: No hagas suposiciones
EN VEZ DE SUPOSICIONES HAZ ACLARACIONES!!!
Sabias que el mundo que vivimos ahora surgió de preguntas e inquietudes que fueron resueltas, pues así es preguntar y pedir aclaraciones sobre lo que desconocemos o no entendemos es abrir la puerta la tranquilidad del saber en vez de suponer.
Las suposiciones respecto a nuestras relaciones, actividades, ocupaciones, responsabilidades y metas son sólo barreras, obstáculos que construimos nosotros mismos limitándonos al conocimiento, el saber y la comprensión.
Preguntar y pedir aclaraciones así como hablar con asertividad sin agendas ocultas en nuestras relaciones de vida, es darnos el derecho a liberarnos de las dudas, de los temores y por lo contrario ser libres cuando hablamos e interactuamos con los otros, sin atrapar nuestros pensamientos en suposiciones que nos alejan de conocer a ese ser que cada uno es, siendo y actuando como lo que somos desde la claridad de las palabras y la tranquilidad del saber sin suponer.

Cuarto acuerdo: Haz siempre lo máximo que puedas
HACER LO MÁXIMO ES VIVIR EN LA PLENITUD DE APROVECHAR LAS CAPACIDADES Y POTENCIALIDADES DE NUESTRO SER!!!
Hacer lo máximo en cada acción, actividad y ocupación que emprendemos es vivir con plenitud, disfrutar de nuestras capacidades y hacer realidad nuestra potencialidad.
Hacer lo máximo sencillamente es vivir desde nuestra dirección, liderazgo y deseos….deshaciéndonos de las culpas, reproches y juicios que nos hacen sentir mal, sin llegar a ser nuestro propio juez.
Hacer lo máximo en cada acción es valorarnos a nosotros mismos, sentir la tranquilidad que damos lo mejor de nuestro ser…es el camino de la libertad personal, la mejor forma de honrar la vida que se nos fue brindada, desde el compromiso, la voluntad, el amor y la perseverancia.
Hacer lo máximo es vivir en la plenitud de nuestro ser, sin limitarnos desde el hacer, sencillamente practicar lo que somos y deseamos desde cada acción emprendida en nuestra vida cada día.
Escrito por: Jessica Suescun

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Enlaces de Interés

Google+ Followers

Seguidores